Un alto en nuestra vida....

Por Olivia Maldonado


En estos días hemos pasado por sentirnos asustados, perdidos, desorientados y estamos viviendo una situación atípica, rara, inusual.


La situación es perfecta para que sintamos ansiedad . . . estamos mucho tiempo con nosotros mismos, lo que nos puede llevar a tener fantasías catastróficas, incertidumbre de que algo esta pasando, pero no lo podemos ver, o sentir, pero sabemos que es cierto. Esto nos da ansiedad y de ahí pasamos fácilmente a lo catastrófico.


Pero también la situación nos da la oportunidad de mantenernos en el presente, de contactarnos con nosotros mismos, de ocuparnos de cosas diferentes a lo que hacemos día a día. De hacer todo aquello que siempre hemos deseado hacer y que decimos, “si tuviera tiempo, haría . . .”


Sentir nuestra respiración, sentir nuestros movimientos, sentir nuestro cuerpo.

Tener contacto y un sentido de pertenencia con nosotros mismos, nuestra pareja, nuestros hijos, nuestra familia, nuestra comunidad. Darnos el tiempo de llamar, escribir, saludar, hablar . . . hacernos presentes con todos aquellos que siempre están ahí, pero que no viven nuestra presencia. Hay que hacer redes de apoyo, escuchar y que nos escuchen . . . contactarnos de nuestro ser más intimo al otro ser, que siempre esta ahí, pero que no contactamos.


Es tiempo de platicar, compartir, reír, demostrar nuestro cariño a los otros, a los cercanos, a los de nuestra casa.

Es tiempo de reconstruir la tierra, de escuchar la naturaleza, de convivir y valorar a la familia y los amigos, de nutrir nuestra alma . . . y el tiempo nos lo da este alto forzoso.

Tomemos la oportunidad que nos da la vida de poner un alto en nuestra en vida y reiniciar con una versión actualizada, plena, confiada, libre y en compañía de los nuestros.



47 vistas