Cuarentena…Un tiempo para el autocuidado

Actualizado: mar 24

Por Jessica Alanis


Desde el 30 de diciembre de 2019 se presentaron casos de neumonía en Wuhan, China. No se sabía exactamente qué los estaba ocasionando, las pruebas para influenza y algunos tipos de coronavirus daban negativas. Después de realizar investigaciones se confirmó la existencia de un nuevo tipo de coronavirus responsable de las enfermedades respiratorias.

Hasta este momento el riesgo era percibido casi nulo para los mexicanos. Y fuimos testigos de como el virus se fue expandiendo por China, hacia otros países y a otros continentes hasta convertirse en una situación de riesgo para la salud mundial.

El 22 de enero, la Secretaria de Salud del Gobierno de México ya publicaba las recomendaciones preventivas básicas como el lavado de manos y el estornudo de etiqueta. Fue hasta el 27 de febrero que se confirmaba el primer caso de coronavirus en México, que la percepción de riesgo se hizo más real.


Imagen https://www.xataka.com.mx/investigacion/este-mapa-microsoft-muestra-avance-mexico-covid-19-tiempo-casi-real


El contagio por el virus es un fenómeno natural y al mismo tiempo social, gran parte de la evolución de la pandemia depende de cómo nos comportamos. Es por eso por lo que los gobiernos establecen medidas de distanciamiento social que disminuyen la probabilidad de contagio. El 14 de marzo las Secretarias de Salud y de Educación Pública de México publicaron un comunicado oficial en el que se informó que el receso escolar comprenderá del lunes 23 de marzo al viernes 17 de abril siempre y cuando las condiciones lo permitan. Las medidas preventivas incrementaron para la población en general, algunas empresas e instituciones públicas y privadas han reducido o suspendido las actividades que requieren de la presencia de varias personas en un mismo lugar.

Ante este panorama es completamente normal que te sientas triste, con miedo, con incertidumbre o enojo. Quizá también has llegado a experimentar emociones y sentimientos encontrados. Si tienes hijos, tal vez te tranquilice el hecho de que no asistan a la escuela y al mismo tiempo puede preocuparte quién los cuidará si tú tienes que seguir trabajando fuera; o si te quedas, qué pueden hacer todo el día encerrados en casa.

Situaciones como esta, nos hacen ser más conscientes de nuestra propia vulnerabilidad. Nuestra forma habitual de vida se ve modificada y tenemos la oportunidad de prestarle atención a cosas que en otras circunstancias podrían pasar desapercibidas. Ejemplo de ello, la importancia y el lavado frecuente de manos que constantemente nos lo están recordando.

Y como ya lo mencionábamos anteriormente, en la evolución de la pandemia hay un factor externo que no podemos controlar: el virus; y un factor interno o propio con el que sí podemos hacer algo: nuestro comportamiento. Y lo que nos va a ayudar a pasar estos días de cuarentena es el autocuidado físico y psicológico, independientemente de si puedes quedarte en casa o si por tu trabajo tienes que seguir saliendo.

A continuación, te damos algunas sugerencias de autocuidado físico y psicológico.

Formas de autocuidado físico:


· Aliméntate con productos naturales y frescos.

· Toma agua.

· Duerme y descansa.

· Has actividad física.

· Lava constantemente tus manos con agua y jabón.


Si por tu trabajo debes salir de casa, sigue las recomendaciones de prevención. Trata de exponerte lo menos posible a conglomeraciones de personas, mantén tu distancia de otr@s, saliendo del trabajo ve directo a casa y si tienes día de descanso evita salir. Ocupa el tiempo libre en reforzar tu sistema inmune.


#Quédateencasa si sientes malestar físico y buscar asesoría médica mediante el teléfono.

Formas de autocuidado psicológico:


· Tómate un descanso de los medios de comunicación. Es importante estar informados más no es necesario estar escuchando, leyendo o viendo las mismas noticias todo el día.

· Habla con las personas que quieres y que son importantes para ti, tanto los que están cerca como los que están lejos, utiliza el teléfono y las redes sociales para saber de ellas.

· Expresa tus emociones evitando hacerte daño o dañar a alguien más. Habla de lo que sientes con alguien de confianza o proyéctalo para ti en una hoja de papel, por ejemplo. Después de expresar lo que sientes, respira profundo por la nariz, exhala por la boca y si es algo que está en tus manos resolver, piensa en las posibles soluciones.

· Se vale tomarte un tiempo para estar contigo mism@ y hacer aquello que necesites: llorar, relajarte, reflexionar, descansar…

· Distráete, dedícale un momento a hacer algo que te genere sensación de bienestar, tranquilidad y/o felicidad: leer un libro, escuchar música, ver una película o programa, pintar, dibujar, cocinar, cantar, bailar…

· Si profesas alguna religión, hazlo desde casa. Es importante reforzar tu espiritualidad sin exponerte al contagio.

· Procura que no todo lo que hagas en tu día sean obligaciones, necesitas descanso, distracción y convivencia con cierta distancia física.



Y tú ¿Qué otras formas de autocuidado realizas?


Referencias:

Secretaría de Salud, (2020). Acciones de preparación y respuesta ante el nuevo coronavirus (2019-nCoV para la protección de la Salud en México. Obtenido de www.gob.mx/salud/prensa/015-acciones-de-preparacion-y-respuesta-ante-nuevo-coronavirus-2019-ncov-para-la-proteccion-de-la-salud-en-mexico?idiom=es, el 20 de marzo de 2020.

Secretaría de Salud, (2020 a). Presentan Salud y SEP medidas de prevención para el sector educativo nacional por COVID-19. Obtenido de www.gob.mx/salud/prensa/presentan-salud-y-sep-medidas-de-prevencion-para-el-sector-educativo-nacional-por-covid-19?idiom=es, el 20 de marzo de 2020.

0 vistas