EMOCIONES POSITIVAS: UNA OPCION PARA REINVENTAR LA VIDA EN TIEMPOS DE… #YOMEQUEDOENCASA

Por: Verónica Jiménez Orozco.


En estos momentos algo pone en riesgo nuestra salud, nuestra tranquilidad y cotidianidad: COVID-19, que ha tenido un impacto, no solamente a nivel mundial, sino en estos momentos a nivel nacional, por lo que se requiere de una serie de actitudes y hábitos que puedan ayudar a esta situación, sobre todo en el aspecto físico y emocional.

Cuando ocurren situaciones adversas, regularmente el ser humano se enfoca en las emociones negativas (no implica que sean emociones que no debamos tener, si no que producen una sensación desagradable), como el miedo, la psicosis, la ansiedad, la incertidumbre, el temor y esto, puede considerarse lógico, ya que la tendencia natural del ser humano en quedarse en aquello que podría ser una amenaza, es una reacción habitual.

Sin embargo, los momentos por los que estamos atravesando, requerirán de respuestas de prudencia y cuidado total. Por ello es importante que el bienestar abarque la mente y que pueda considerar un valor adaptativo hacia las emociones positivas (aquellas que se relacionan con los sentimientos agradables), donde en la mayoría de las circunstancias, casos y personas les cuesta ubicar o potencializar dichas emociones, pues han sido relegadas e inclusive olvidadas, pero ¡Las emociones positivas ahí están!



¿Pero qué sucede con ellas, porque las hemos relegado? ¿Son menos en cantidad de las negativas? ¿Son difíciles de distinguir?

Estas interrogantes nos permite reflexionar sobre nuestra forma de reaccionar ante las adversidades, lo cual en estos momentos de contingencia sanitaria, se ve reflejado en el propio lenguaje cotidiano de las personas, de tal forma que en este torbellino de expresiones, se genera una mayor dificultad para ver a las emociones positivas.

La intención de este primer escrito, busca generar una mirada distinta de lo que podemos aprender ante lo que estamos viendo, escuchando, expresando, lo cual nos invita a realizar un ejercicio para comenzar a mirar lo que si tenemos.

Alguien podría preguntar ¿y que tenemos en estos momentos de pandemia?



Solo quisiera que pudieras ver a tú alrededor lo siguiente:


Un desayuno sin prisas, la sonrisa de las personas que amas, un baño relajado y pausado, una sala de estar puede convertirse en salón de yoga, una cocina volverse un lugar de experiencia culinaria, un área de televisión, una sala de cine, con palomitas naturales y compañía familiar, un librero convertirse en biblioteca familiar.

Son solo algunas formas de mirar la vida, pero sobre todo de apreciar que aun respiramos, que podemos cuidarnos y cuidar de los nuestros.

Nos vemos en el próximo escrito, donde comenzaré a compartirte que emociones positivas tenemos en nuestras manos.


Referencias:

Cuetos, F. (2015). Psicología del lenguaje. México: Panamericana.

Poseck, V. (2006). Psicología Positiva: una nueva forma de entender la Psicología. España: Redalyc

63 vistas2 comentarios