Salud Mental y Jornada de Sana Distancia

Actualizado: mar 24

Psic. Socorro García Estrada


La Secretaría de Salud informó que a partir del 23 de marzo del año en curso, se implementaría la Jornada de Sana Distancia como respuesta ante la pandemia del COVID-19, que consiste básicamente en que la población se mantenga en “aislamiento preventivo” para evitar el contagio, aunque gran parte de la población ya las había comenzado a implementar días previos.


Las posibles consecuencias emocionales de estas medidas necesarias para frenar el contagio del coronavirus COVID-19, son necesariamente tema del área de la Salud Mental por lo que es importante enfatizar y tomar también medidas preventivas al respecto, considerando que nuestros pensamientos, actitud y ánimo, están directamente relacionadas con la capacidad de respuesta de nuestros sistema inmunológico y hoy más que nunca, necesitamos favorecer todo aquello que nos fortalezca en todos los sentidos física y emocionalmente.



Hoy te compartimos algunas de estas estrategias emocionales para que las tomes en cuenta y las compartas con tus seres queridos y al poder implementarlas en tu vida, tendrás las herramientas que te permitirán afrontar emocionalmente esta situación..


¿A qué nos enfrentamos?


Más allá de enfrentarnos a un virus, nos enfrentamos a nosotrxs mismos, a conocernos más, a silenciar el ruido de afuera para estar más con nosotrxs y hacernos cargo de nuestras necesidades y autocuidado.


Como en todos los acontecimientos en la vida, esta Jornada de Sana Distancia nos puede enfrentar a efectos tanto positivos como negativos, ¿de qué depende esto?, como dijera el Dr. Víctor Frankl en su libro “El hombre en busca de sentido”, mucho dependerá “de la actitud que asumas ante los acontecimientos de la vida” es decir, de cómo te limites o cómo despliegues los recursos y habilidades que tienes, y de la actitud de echarlos a andar en beneficio propio y proporcionarte lo que nadie te puede dar, amor a ti mismo o a ti misma. .



Haciendo una rápida revisión, te darás cuenta que a lo largo de tu vida has tenido retos y desafíos de los cuales has salido adelante, uno de ellos es el diagnóstico de VIH, observa que con información y esfuerzo no solo has frenado la infección, sino que te ha permitido hacer los ajustes necesarios en tu vida para vivir con más conciencia cada momento; y ahora de igual forma, son tus recursos internos lo que marcarán la diferencia, recuerda que los momentos de crisis nos hacen sacar lo mejor de nosotros y descubrir que tenemos una capacidad resiliente o adaptativa que nos permite seguir brillando, o mejorar aún, podemos brillar de una forma nueva y diferente.

¿Cómo eres tú ante largos periodos en casa?


Te vas a dar cuenta que la forma de reaccionar de las personas en esta etapa será variada y diferente, habrá tantas reacciones como personas con quienes convivas. Algunas personas pueden presentar fatiga, cansancio, cambios en la rutina de alimentación o del sueño, algunos pueden presentar aburrimiento, irritabilidad, tristeza, violencia, etc.

¿Cómo eres tú?, el primer paso es identificar cómo eres y tratar de identificar qué cosas te detonan esas reacciones que descubres que no te agradan o te representan dificultad de convivencia, y comenzar a implementar un plan de acción con actividades o tareas muy concretas y específicas que realizar e incluso que puedas medir, que te permitan generar un cambio progresivo para poco a poco disminuir los efectos que no son de tu agrado y que te representan un reto a vencer.

El desafío en esta época será no tanto estar cuidando o vigilando lo que hacen los demás, sino observar lo que haces tú, cómo piensas, cómo reaccionas, qué sentimientos te generan, para que a partir de este autoconocimiento, diseñes y construyas la forma “sana” en cómo quieres que sea este periodo.

Algunas estrategias de afrontamiento ante la Jornada de Sana Distancia

A continuación resumimos las principales estrategias de afrontamiento que proponen las autoridades sanitarias, a través de una conferencia de Dra. Lorena Rodríguez Bores Secretaria Técnica del Consejo Nacional de Salud Mental de la Secretaría de la Salud y que refuerzan lo que hasta ahora hemos comentado.

Recordar que es una situación temporal

Reconocer que mantenernos en casa es por nuestro bien para todos y para nosotrxs mismxs

Diseñar y mantener una rutina que nos ayude a tener cierta sensación de normalidad y control

Mantener horarios de comida y sueño regulares

No mantenerse demasiado tiempo frente a la TV

Hacer ejercicio, programar actividades en familia e individuales

Mantenerse ocupadx, buscar actividades manuales que le distraigan (tareas, lecturas, rompecabezas, juegos de mesa, ejercicio, bailar, cantar, etc).

Es necesario mantenerse informadx para saber cómo actuar, pero evitar la sobreinformación. No hacer caso a rumores o notas de fuentes dudosas.

Utilizar la tecnología para tener contacto con los familiares o amigxs y si es posible, seguir con actividades laborales y las académicas a distancia.

Buscar contactar con personas a las que tengas confianza que puedan apoyar en estos momentos, como hacer llamadas telefónicas, viedeollamadas, etc.

Mantener cuidados de una vida saludable (alimentación, hidratación) y de higiene acorde a la situación

Recuerda que las crisis son oportunidades para mejorar

Sabemos que esta información te será de gran utilidad, comienza por implementar algunas, las que te sean más accesibles, ¿comenzarías por una mejor adherencia al tratamiento?, ¿una mejor alimentación?, ¿ordenar aquel cajón?, ¿depurar cosas que no te sirven?, comenzar poniendo orden afuera, te permite comenzar a poner orden adentro de tus pensamientos y emociones, no quieras hacer todo a la vez, efectivamente son muchas cosas, comienza por hacer una con todo tu corazón y tus fuerzas, comienza haciendo lo posible, para que termines haciendo lo que creías que era imposible, el límite tú lo decides, qué tanto quieres estancarte o qué tanto quieres volar:


¡Míra, es hora de desplegar tus alas!




55 vistas